sábado, 18 de diciembre de 2010

NUESTROS ANTEPASADOS

Os vamos a explicar de que familias provienen los propietarios de la Colección de Miniaturas y Maquetas.
En primer lugar nos encontramos el apellido Catalán. El apellido proviene de Otger Catalón (también conocido como Eudes u Odón El Grande). El apellido significaba 'El Godo'. Este personaje fue un duque de Aquitania del que no se sabe exactamente cual fue su padre (se duda entre el duque Lupo o el duque Boggis). Otger intentó conquistar junto con los denominados barones de la fama, entre los que se encontraba su hijo Hunaldo, la zona norte de la Marca Hispánica o más probablemente de Septimania. Era lo que actualmente se le conoce como Cataluña. No se sabe si ésto fue una leyenda o una realidad histórica el caso es que algunos autores piensan que el nombre de Cataluña proviene de Otger Catalón. Ésto sucedió en siglo VIII. Esta familia se extendió por España y en el siglo XV nos encontramos a un tal Francisco Catalán que fue uno de los pintores en la Catedral de Sevilla. Aunque no hay constancia de que sea un antepasado nuestro todo hace indicar que así es. Ya en tiempos recientes nos encontramos a esta familia viviendo en pisos humildes y en corrales de vecinos ¿Pero que más ilustre en Sevilla que vivir en corrales de vecinos? Finalmente esta familia se asienta en la famosa barriada trianera de El Tardón.
Los Cobos procedían de Las Vascongadas, probablemente de origen judío. Se extendieron por Castilla y León. Pero o Lope Rodríguez de los Cobos fue alférez del Pendón de Úbeda, participó en la batalla de los Collejares. De este personaje proviene los Cobos de Andalucia. Fue una importante familia pudiente que se extendió por toda esta zona andaluza. Así, a principios del siglo pasado nos encontramos a Juan Cobos, administrador de las fincas que los Duques de Alba tenían en tierras cordobesas. Esta familia se asentó en El Carpio pero en los años sesenta se vieron obligados a emigrar a la ciudad. Una Historia de Amor muy bonita que se cuenta de generación en generación es que un militar italiano pasó por el pueblo y se enamoró de una muchacha y se quedó a vivir en el pueblo. Algunos de ellos emigraron a Sevilla. Uno de ellos empezó viviendo en El Tardón y, más tarde, pasó a vivir a la nueva barriada macarena de la Huerta del Carmen.
En cuanto a los Buzón, ninguno procede de Sevilla. Todos los antepasados son de otras ciudades y pueblos españoles. Esta familia pasó a vivir a Sevilla, exactamente al barrio de San Julián. Por ello esta familia estuvo (y sigue estando) muy vinculada a la hermandad del barrio, a la Hermandad de La Hiniesta.
Pero lo más interesante lo hemos encontrado en la familia Soler. Esta familia proviene de Las Cuevas de Almanzora. Era una familia de rancio abolengo. Eran importantes propietarios de tierras que dado su alta capacidad adquisitiva cuando comenzó el boom minero en el pueblo adquirieron acciones de estas sociedades mineras. Un importante personaje y que promovió las minas fue Torcuato Soler Bolea. Esta familia se asoció con los Bravo, Campoy, Galera, Márquez, Mula, Casanova, Albarracín y otros. Esta unión no era sólo mercantil sino de parentesco ya que se consideraban la clase alta del pueblo y se casaban entre ellos. El caso endogámico más excesivo fue entre los Soler donde se llegaban a casar primos hermanos. Un origen muy curioso fue el de los Campoy. Tuvo su origen en un lugar llamado 'La Llana' en el valle de Mena de Burgos. Los Campoy eran los señores de la iglesia románica de San Pelayo de Ayega. Se extendieron por España. Se extendieron por España pero sobre todo por el Reino de Granada. Ramón Campoy 'El Mayor' y su hijo combatieron como caballeros junto a Don Diego López de Haro a las órdenes del rey Fernando el Católico en la toma de Vera. Con la conquista de esta ciudad, Ramón Campoy quedó como responsable de los caballeros que la defendían. El caso es que esta nueva burguesía adquirió los cargos políticos y judiciales del pueblo. Se construyeron sus propios palacetes, urbanizaron el pueblo e incentivaron la cultura, incluso hoy hay un Museo dedicado a la minería y a estas familias en el Castillo de los Vélez en Las Cuevas de Almanzora. Esta familia está emparentada con personas ilustres como el que fue presidente del Real Betis Balompié, Hugo Galera; la actriz Luz Márquez o el grupo musical Los Puntos. Cuando el boom minero acabó, muchos descendientes de éstos se vieron obligados a emigrar a otros lugares como Barcelona o Sevilla. Pero lo más interesante de todo es que esta burguesía tenía constituida en Las Cuevas de Almanzora una hermandad dedicada a San Juan y a la Esperanza Macarena. Curiosamente en el Levante español nos encontramos muchas hermandades con la advocación de la Esperanza Macarena, puede ser debido a que esta burguesía se expandió por esta zona. Además, es curioso de que una de las sociedades mineras se llamaba Esperanza, fundada por un cura. Por esta razón y por el sentimiento de pertenencia a un barrio proviene el macarenismo de la propietaria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada